Tratamientos  

01_TeraphieMarcelaMoreno.jpg
Gutschein 45.jpg
Gutschein 60_klangmassage.jpg
Gutschein 80.jpg

Tratamiento con sonido - masaje sonoro

Un masaje sonoro va a todo el espectro de la persona. Los cuencos tibetanos y sus vibraciones van dirigidas a través del cuerpo, liberándolo de tensiones, y de a poco  va armonizándolo.  Los sonidos tienen sus efectos a través del oído y las vibraciones. Estas vibraciones, desde los cuencos tibetanos, van con impulsos suaves, masajeando de alguna manera directamente al cuerpo.

Al dejar caer una piedra en el agua se forman olas concéntricas. Con cada nuevo golpe en un cuenco pasa algo parecido en nuestro cuerpo, el que está conformado hasta un 75% de fluidos corporales.

Estas olas traen compensación, balance y traen nuevamente un orden natural, que da una agradable sensación de bienestar, ahí también donde nuestro espíritu se recupera. Lleno de energía y vitalidad se va fortificando y recuperando día a día.

La lira es una experiencia especial. El cliente se recuesta y recibe el sonido o también directamente en la espalda la resonancia de este instrumento. Esta da una profunda armonización y efecto regenerativo en el cuerpo, mente y alma.

Para un masaje sonoro se necesita de 60 a 90 minutos de tiempo. Una conversación, masaje sonoro y descanso son los tres partes principales en una sesión. También hay incluidos masajes sonoros para regalar como Cupón de regalo -Book online.

Estos masajes se realizan solo de forma personal y privada para un paciente, con gusto organizamos las reservación de las citas.

Precio Individual 
45 € | 45 Minutos

60 € | 60 Minutos
80 € | 60 Minutos (para dos personas)


Reservar cita

Ha pasado un tiempo desde mi sesión contigo, pero aún me gustaría darte algunos comentarios sobre tu trabajo:
Pude relajarme fantásticamente y me sorprendió lo placentero que es el masaje con cuenco tibetano.
Se liberan bloqueos profundos, y después fue un poco como "flotar en las nubes". Muy, muy loco y agradable.
Y Marcela, eres una gran mujer, ¡eres realmente genial para involucrarte en este experimento! ¡Gracias por su apoyo abierto y amistoso!


Dagmar, Hamburgo